Contenido principal
Noticias
En el Atlántico,

Inicia última fase de la emergencia fitosanitaria por la mota de la Guayaba

  • El ICA intervino  281 hectáreas, beneficiando a 374 productores. 

Barranquilla, 01 de junio de 2015.- El Instituto Colombiano Agropecuario ICA, hizo una evaluación de  las  medidas de manejo fitosanitario para los  cultivos de guayaba del Atlántico, con el fin de verificar la efectividad de las mismas para mitigar la plaga conocida como “la mota blanca de la guayaba”.  
 
Una delegación de la Subgerencia del Protección Vegetal de la gerencia general,  visitó varios  cultivos de guayaba intervenidos en los municipios de Suan, Palmar de Varela y Santa Lucia,  con el objetivo de conocer los resultados de las medidas implementadas para el manejo de la plaga. En la actividad se  inspeccionaron los árboles y se tomaron algunas  muestras de insectos para ser identificadas en los laboratorios del ICA.
 
De igual manera, en este recorrido se identificó la presencia de algunos controladores biológicos, especialmente algunos de la familia Chrysopidae, conocidos comúnmente como “crisopas” que se alimentan de diferentes estados de desarrollo de “la mota de la guayaba”. En el Atlántico, con la emergencia fitosanitaria se intervino en un total de 281 hectáreas, beneficiando a 374 productores. 
 
“Se recomienda a los productores continuar permanentemente con el manejo de la plaga,  podar las ramas afectadas o secas, las cuales deben ser expuestas al sol para someter al insecto a la desecación;  eliminar  la corteza exfoliada, el plateo oportuno y en general, las labores agronómicas requeridas por el cultivo”, expresó el subgerente de protección vegetal del ICA, Carlos Alberto Soto Rave. 
 
De igual forma, el funcionario precisó que cuando se requiera el control químico, debe hacerse de forma localizada, observando todas las recomendaciones del manejo seguro de agroquímicos, tanto para mantener una condición de baja prevalencia del insecto como para evitar eliminar los controladores naturales. 
 
“La plaga está controlada en un alto porcentaje, producto de las acciones culturales y químicas que se han ejecutado.  Invito a los productores a continuar con la vigilancia y manejo de focos para evitar que la plaga vuelva a infestar los cultivos de guayaba de la zona lo cual generaría nuevamente pérdidas económicas considerables”, puntualizó el subgerente de Protección Vegetal del ICA, Carlos Soto.   
 
Teniendo en cuenta que la emergencia está en su fase final, en los próximos dos meses el ICA  continuará con la capacitación de productores para que asuman las prácticas de manejo integrado que el Instituto les ha indicado dentro de su responsabilidad de mantenimiento de status fitosanitario.
 

Comparte esta entrada en:

Entidades del Sector