Contenido principal
Noticias
Controles del ICA en Huila

Semillas ilegales destruidas

Las semillas ilegales constituyen un riesgo fitosanitario para el país. Por eso su destrucción por parte del ICA.
La semilla de costal no garantiza la calidad y pone en riesgo la sanidad fitosanitaria del país. Los agricultores que deciden ‘aprovechar’ los bajos precios que ofrece este negocio, favorecen la propagación de enfermedades y malezas que son limitantes en la producción de arroz.


Bogotá, agosto 26 de 2011. El pasado 24 de agosto, cinco funcionarios del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, se desplazaron al departamento del Huila y llevaron a cabo el decomiso y destrucción del material de semillas previamente sellado por la entidad, que presuntamente estaba destinado a siembra, atendiendo lo ordenado por las Resoluciones 141, 142 y 143 de junio 16 de 2011. Dicha decisión fue tomada por cuenta del incumplimiento a la normatividad vigente sobre semillas para siembra.
 
La diligencia se realizó en presencia de la Personera municipal, la Delegada de la Procuraduría Judicial, Ambiental y Agraria y del Comandante del Segundo Distrito de la Policía del Huila.
 
El material sellado y decomisado provenía de lotes no certificados por el ICA, lo que representa un riesgo sanitario a la producción de arroz, por carecer del control de patógenos que se transmiten por semilla y no garantizar la pureza genética del material varietal, favoreciendo además la presencia de semillas de malezas prohibidas, nocivas y comunes.
 
En su momento, gremios del sector como Fedearroz y Acosemillas se pronunciaron a favor de las medidas adoptadas por el Instituto y respaldaron el control que está ejerciendo la entidad sobre la producción, comercialización y uso de insumos piratas.

Las acciones acometidas por el ICA buscan evitar la proliferación de enfermedades transmisibles por semillas, malezas nocivas y malezas prohibidas, por medio de la comercialización no autorizada de semillas comúnmente conocidas como “semillas de costal” o “de bolsa blanca”.
 
Para la Gerente General del ICA, Teresita Beltrán Ospina, “el proceso de producción de la semilla de costal pone en riesgo el estatus fitosanitario del país, pues favorece la propagación de enfermedades y malezas que son limitantes en la producción de arroz, lo que aumenta los costos del control sanitario, disminuyendo los rendimientos de los cultivos y causando daños en los campos de producción”.
 
“Funcionarios del ICA permanentemente toman muestras de semillas en proceso de comercialización, para monitorear su calidad hasta el momento en que son entregadas al agricultor”, agregó la Gerente General.
“El Instituto adelanta en todo el país campañas de sensibilización dirigidas a los productores y comercializadores. Para la entidad, el uso de semillas que garanticen la productividad, depende en buena medida del apoyo de los agricultores, así como de las entidades gubernamentales y privadas que hacen parte de los procesos productivos y de control en las cadenas de producción agrícola”, puntualizó la funcionaria.


Comparte esta entrada en:

Entidades del Sector