Contenido principal

Para disminuir la resistencia de enfermedades, Colombia trabaja en la reducción del uso indiscriminado de antimicrobianos

reducción del uso indiscriminado de antimicrobianos
reducción del uso indiscriminado de antimicrobianos
  • La resistencia a los antimicrobianos (RAM) se produce cuando los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) sufren cambios al verse expuestos a los antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos, antivíricos, antipalúdicos o antihelmínticos). Los microorganismos resistentes a la mayoría de los antimicrobianos se conocen como ultrarresistentes.

Bogotá D.C. 18 de noviembre de 2022.  La resistencia a los antimicrobianos (RAM) representa una amenaza sanitaria global creciente, por lo que Colombia ha avanzado en un trabajo intersectorial para hacerle frente a esta problemática que afecta a los seres humanos, los animales, las plantas y el medio ambiente.

Desde 2010, existe un firme compromiso de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), la  Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), la Organización Mundial de la Salud (OMS)  y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para combatir la resistencia a los antimicrobianos, trabajando de forma coordinada para mitigar los riesgos en la salud humana, animal y del medio ambiente.

Bajo este contexto, las tres organizaciones han aunado fuerzas para la implementación del proyecto: “Trabajando juntos para combatir la resistencia a los antimicrobianos”,  bajo el enfoque de Una  Salud,  que reconoce la multidimensionalidad y la necesidad de una respuesta intersectorial que exige este problema.

Foto-ICA-reduccion-del-uso-indiscriminado-de-antimicrobianos-1.jpg

Reducción del uso indiscriminado de antimicrobianos

El objetivo estratégico general de este proyecto (2020-2022) apoyado y financiado por la Unión Europea, es aunar los esfuerzos para combatir la resistencia a los antimicrobianos, a través de la implementación de los Planes de Acción Nacional de siete países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Perú  y  Uruguay.

En Colombia, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Instituto Nacional de Salud, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), apoyado por la FAO, trabajan en el Plan Nacional de Respuesta a la Resistencia a los Antimicrobianos, conjuntamente con los gremios de la producción y la empresa privada, para combatir esta problemática.

Foto-ICA-reduccion-del-uso-indiscriminado-de-antimicrobianos-2.jpg

Reducción del uso indiscriminado de antimicrobianos

El Plan Nacional de Respuesta a la Resistencia a los Antimicrobianos se adhiere y se desarrolla en el marco de las siguientes líneas estratégicas, desarrolladas como respuesta a los objetivos propuestos:
  • Comunicación, educación y formación efectivas para la concienciación y comprensión de la resistencia a los antimicrobianos.
  • Desarrollo de la vigilancia y la investigación para fortalecer la base científica y los conocimientos de la resistencia a los antimicrobianos.
  • Saneamiento, higiene y prevención para reducir la incidencia de las infecciones.
  • Uso óptimo de los antimicrobianos en la salud humana, salud animal y el control fitosanitario.
  • Formulación de argumentos económicos para la inversión en intervenciones: nuevos medicamentos, medios de diagnóstico, vacunas y otros.
Cada una de estas líneas estratégicas cuenta con su respectivo indicador de efectividad, de conformidad a lo sugerido en el Plan de Acción Global.

La RAM, como problema de salud pública, se traduce en mortalidad evitable o discapacidad transitoria o permanente, lo que representa un mayor consumo de recursos y afecta la capacidad productiva de las sociedades.

“Sin embargo, es indispensable tener en cuenta que la RAM es un fenómeno que aparece de forma natural con el tiempo, generalmente por modificaciones genéticas; pero este proceso, natural, puede verse acelerado por el uso inadecuado de los antimicrobianos, tanto en humanos como en animales y en la producción agrícola”, indicó la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León.


La funcionaria agregó que lo anterior genera una alerta adicional, las resistencias cruzadas – resistencia frente a distintos tipos de antimicrobianos con mecanismos de acción similares- lo que hace más complejas las acciones de prevención e intervención. Esta situación pone en evidencia la necesidad de desarrollar procesos y acciones intersectoriales de forma articulada, de tal manera que las iniciativas sectoriales (salud humana, salud animal, medio ambiente y agricultura) se integren en un plan nacional.

El ICA, a  través del proyecto “Implementación de las normas del Codex para apoyar la contención y la reducción de la resistencia a los antimicrobianos (RAM) trasmitida por los alimentos”,  dio a conocer el Plan Nacional de Respuesta a la Resistencia a los Antimicrobianos en un evento con el que se inicia la celebración Semana Mundial de Concientización sobre el uso de los antimicrobianos, Semana WAAW 2022, que se llevará a cabo del 18 al 24 de noviembre. Esta es una campaña global que busca aumentar la conciencia sobre la resistencia a los antimicrobianos, amenaza para los seres humanos, los animales, las plantas y el medio ambiente.

Comparte esta entrada en: