En Risaralda, el ICA realizó taller en prevención y erradicación del Moko del plátano con 80 productores

Participantes en la jornada.
Participantes en la jornada.
  • Risaralda posee cerca 21.000 hectáreas de este tradicional cultivo de importancia socioeconómica para el departamento y la región.
  • Las pérdidas generadas por el Moko del plátano pueden ser devastadoras si no se aplican medidas de prevención y erradicación de los focos oportunamente. 

Pereira, Risaralda, 21 de mayo de 2024. Con el fin de asegurar los cultivos y producción de plátano en Risaralda el ICA, la gobernación del departamento y la alcaldía del municipio de La Celia, realizaron una jornada de comunicación del riesgo con cerca de 80 productores de plátano, en la que se socializó la Resolución ICA 92770 de 2021 la cual establece las medidas de prevención y erradicación de la enfermedad conocida como Moko o maduraviche del plátano.

Durante la jornada se realizó la entrega de 80 kits de bioseguridad a los productores y se les capacitó sobre el uso correcto de cada uno de los elementos, con el fin de acompañarlos en todo el proceso de prevención de la enfermedad y la recuperación de los cultivos afectados.

Los principales factores de diseminación de la bacteria causante del Moko del plátano son: el agua lluvia, suelo, herramientas, insectos, animales, y las personas a través del transporte de colino contaminado utilizado como semilla, además de la falta de aplicación de los protocolos de bioseguridad para ingreso a los predios.

El encuentro contó con la presencia de funcionarios del ICA de la seccional Risaralda, el gobernador del departamento, Juan Diego Patiño, el secretario departamental de Desarrollo Agropecuario, Juan Carlos Toro Castellanos, y el alcalde de La Celia, Carlos Uriel Isaza Gallego.

La Dirección Técnica de Sanidad Vegetal y la gerencia seccional en Risaralda del Instituto trabajan con autoridades y gremios en la construcción de estrategias para unir esfuerzos económicos y humanos para fortalecer la condición fitosanitaria y la producción de plátano. Este cultivo es de máxima importancia en la seguridad alimentaria y economía familiar que, en su mayoría, pertenece a pequeños y medianos productores de la región.

Durante el taller se hizo énfasis sobre la prevención y la implementación de las medidas de bioseguridad en las fincas como herramienta clave para mejorar la condición fitosanitaria en cada predio que genere productos de calidad para el consumo humano.

Comparte esta entrada en:

En la actualidad, el sitio web sólo almacena cookies esenciales en su ordenador. Se recomienda que permita todas las cookies. Si continúas estas aceptando nuestra Política de Cookies.