Contenido principal

Tuberculosis Bovina

La Tuberculosis Bovina es una enfermedad infectocontagiosa de curso crónico, producida por bacterias del género Mycobacterium, específicamente la especie bovis, estas especies guardan una estrecha relación como las bacterias causantes de la tuberculosis humana y aviar. Es una enfermedad muy importante en salud pública y una zoonosis de alto riesgo de salud ocupacional.

La Tuberculosis Bovina es una enfermedad de control oficial y de declaración obligatoria, por tanto, el ICA como autoridad sanitaria, ha diseñado una serie de actividades sanitarias que se enmarcan en el “PROGRAMA NACIONAL DE PREVENCION, CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA TUBERCULOSIS BOVINA”.

Agente etiológico: La Tuberculosis Bovina es producida por una bacteria (bacilo) conocida como Mycobacterium bovis, siendo el bovino y bufalino su reservorio natural. Otras micobacterias como el M. Tuberculosis (humano) y el complejo M. Avium (aviar) pueden infectar al bovino.

El Mycobacterium es resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación, también lo es a los desinfectantes solubles en el agua y al medio ambiente. Pero muy sensible a las condiciones de calor, luz solar y luz ultravioleta, de igual manera lo es a los desinfectantes a base de fenoles.

Modo de transmisión

La principal fuente de infección es un bovino enfermo, un portador o un reservorio (ecológico o epidemiológico), que puede transmitir la infección a otros bovinos, al hombre y a muchas otras especies de mamíferos, mediante la excreción de las secreciones respiratorias, las heces o la leche, a través de un contacto directo o por ingestión de leche, agua o alimentos contaminados.

La transmisión de M. bovis al ser humano ocurre por la ingestión de leche no pasteurizada o derivados lácteos crudos, la inhalación por vía aerógena, ya sea a través del contacto con animales enfermos o aerosoles producidos en plantas de beneficio.

Por este motivo, la tuberculosis es una enfermedad de riesgo profesional para trabajadores rurales, ganaderos, veterinarios trabajadores de la industria frigorífica, de laboratorios clínicos incluso para los  carniceros.

Signos clínicos
La Tuberculosis Bovina suele presentar una evolución dilatada en el tiempo, y los síntomas pueden tardar meses o años en aparecer, cuando se evidencian son los siguientes:
A veces, sin embargo, la bacteria permanece en estado latente en el organismo hospedador sin desencadenar la enfermedad.

 









 
  • En el hombre:
No todas las infecciones por M. bovis evolucionan a la enfermedad de tuberculosis, por lo que puede que no se presente ningún síntoma. En las personas, los síntomas de la enfermedad de tuberculosis causada por M. bovis son similares a los de la tuberculosis provocada por M. tuberculosis; pueden incluir fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. También se pueden presentar otros síntomas dependiendo de la parte del cuerpo afectada por la enfermedad.


 
Contacto:  Luz Marina Bohorquez Isaza
e_mail: luz.bohorquez@ica.gov.co
Teléfono: (601) 7563030 Extensión 3241