Su navegador no soporta Javascript!
Contenido principal
letra tamaño pequeño letra tamaño normal Letra tamaño grande
Pasar al anterior color de plantilla
Logo Instituto Colombiano Agropecuario

Instituto Colombiano Agropecuario

Logo Entidades
Instagram YouTube Facebook Twitter Ingresar al Mapa del sitio
Portal web en Inglés

Segundo decenio 1972-1981

Primer decenio 1962 - 1971
Segundo decenio 1972 -1981
Tercer decenio 1982 - 1991
Cuarto decenio 1992 - 2001
Quinto decenio 2003 - 2009
En 1973, el Instituto fue objeto de un nuevo cambio de su organización interna, como quiera que la subgerencia técnica se convirtió en subgerencia de Investigación, la de Desarrollo dio origen a las subgerencias de Producción Agrícola, Producción Pecuaria y Desarrollo Rural. De este modo, el Instituto quedó formado por cinco subgerencias, 20 divisiones, cerca de 80 programas nacionales, y una nueva regional, la número nueve, que había sido creada ya en 1972.

En el periodo 1970-1975, la producción agrícola colombiana tuvo una de las más altas tasas de crecimiento, pues el producto interno bruto (PIB) agropecuario aumentó en 5.1%; lo mismo que las exportaciones, cuyo índice de crecimiento fue del 13.8%, y también el crédito para el sector, las inversiones y el gasto público en agricultura.

El crecimiento de la agricultura antes señalado, tuvo a comienzos de los 70 efectos en la demanda de tecnología y en la investigación que realizaba el Ica.

Para responder a esta situación, en el periodo 1968-1976, el Ica incrementó paulatinamente los proyectos de investigación en todos sus programas, así como los ensayos y pruebas regionales, la multiplicación y certificación de semillas mejoradas, el desarrollo de nuevas variedades, la prevención y control sanitario, la supervisión y control de insumos, y el fomento a la actividad de los productores.


Como indicador de ese crecimiento, en 1974 se efectuaron ensayos de rendimiento con más de 30.000 líneas puras y con variedades de cinco cultivos; multiplicó y distribuyó cerca de 300 toneladas de semillas certificadas, supervisó la producción de 6.579 toneladas de algodón, llegó a 90 variedades e híbridos inscritos en 16 cultivos, entregó a los agricultores 39 variedades mejoradas o híbridos de 11 cultivos, entre ellos, los primeros materiales de haba y de tabaco; logró avances significativos en la identificación de plagas y enfermedades de importancia económica y produjo y divulgó las recomendaciones tecnológicas para su combate y control.