Contenido principal


Son técnicas que se basan en la utilización de los ácidos nucléicos para la detección de un organismo. Tienen las características de ser muy sensibles, específicas y rápidas.

Es una técnica de diagnóstico inmunoenzimática, es decir que se basa en la utilización de anticuerpos para la identificación del agente causal del desorden.

Es la práctica mediante la cual se realiza la identificación de cualquier insecto o artrópodo que está causando daño a una planta.

Es el análisis que se realiza cuando se sospecha que los síntomas observados en una muestra vegetal están siendo causados por un organismo patógeno, los cuales incluyen bacterias, hongos y virus.

 
En el caso de problemas en cultivos o especies  forestales, el laboratorio de referencia está localizado en Bello, Antioquia.

Es necesario contar con el apoyo de un asistente técnico, el cual debe ser un Ingeniero Agrónomo o un Ingeniero Forestal, quien al conocer las condiciones del cultivo puede ofrecerle asesoría de cómo manejar el problema identificado.

Análisis entomológico y fitopatológico en todos los laboratorios y en algunos laboratorios análisis de virus por medio de ELISA y diagnóstico de algunas plagas por técnicas moleculares.

Esto varía dependiendo del tipo de análisis solicitado. Los resultados se pueden obtener entre 5 y 25 días.

El Ica tiene varios laboratorios de diagnóstico vegetal distribuidos en el país.  El laboratorio de Tibaitatá, localizado en Mosquera, Cundinamarca, cubre también el departamento de Boyacá. El laboratorio de Bello, Antioquia, atiende además de este departamento, el del Chocó.  El laboratorio del departamento de Córdoba atiende la Costa Atlántica y el laboratorio de Palmira, Valle, atiende el occidente del país.